¿Mala suerte en el amor? ¡Eso no existe!

Hace unos años, yo era de las que pensaba que “es difícil encontrar pareja”, “los hombres no quieren comprometerse”, “el mercado está fatal”… ¿Te suenan estas frases? Son las que indican que tu forma de pensar -y nada más- te está poniendo muy difícil encontrar tu “trébol de cuatro hojas” en el amor.

Ojo al autosabotaje

Es un patrón mental por el que, sin darnos cuenta y de forma inconsciente, elegimos un tipo de pareja “no disponible”. Esto es a veces evidente (hombres casados, con dependencias, inmaduros) y otras no tanto aunque, indagando, podemos llegan a identificar el mecanismo que, desde nuestra mente, boicotea una y otra vez las relaciones que establecemos. El problema no está fuera, sino dentro. Lo sé porque me ocurrió a mí. Y también sé que es posible fulminarlo.

¿Cuándo se rompió tu corazón?

Todo comienza con el primer desengaño. Esto es, el momento en el que se rompió la cadena amorosa en nuestra vida. Casi siempre ocurre en la infancia, primero con papá o mamá… y después se repite en alguna tierna pareja que, como es natural, no está preparada para llenar ese roto emocional inicial. Aquí comienza a fraguarse el sistema de pensamientos y emociones boicoteadoras.

Ademas, la creencia, tan extendida, de que el amor es una cuestión de suerte, ha sido alimentada por los mensajes de las canciones romanticonas (de cualquier género musical) y los cuentos infantiles de princesas. No es de extrañar que en cuanto tenemos un desengaño amoroso, nos veamos engullidas por esta corriente pesimista y agorera que asegura que el amor es sufrimiento… ¡es mentira!

Es posible invertir el proceso

Pero no demos todo por perdido ¡Eso nunca! ¡Pide ayuda! Puedes aprender a amar de forma saludable, identificando de dónde viene ese primer desamor. Y trabajando cómo se instaló en tu mente el mecanismo de ingeniería fina llamado autosabotaje que hace que, o bien que no encuentres pareja, o bien todas las que encuentres se vayan a pique antes o después.

Es posible poner tu mente a tu favor para disfrutar del amor, para sentir sin miedo… Es posible sacar partido a las malas experiencias y entenderlas de una forma nueva, motivadora y consciente. Convertir el plomo en oro.

Te mereces conocer el Amor con mayúsculas, y ver que es mucho más que un programa mental alimentado por los medios de comunicación, porque en realidad tiene poco que ver con tu mente y mucho con tu Ser.

Si quieres profundizar en este tema, y encontrar soluciones para ti, recuerda que tenemos talleres y cursos que pueden ayudarte a encaminarte hacia tus objetivos en el amor, partiendo siempre del amor hacia ti misma. ¡Un abrazo!

María Campos. Mentor & Coach

Mujeres aladas